National Consumers League

Health

NCL Health Issues

Sustituciones comunes de medicamentos terapéuticos

attention open in a new window

La sustitución terapéutica, también conocida como sustitución de medicamentos o intercambio terapéutico, es la práctica de reemplazar los medicamentos por prescripción de un paciente con fármacos de composición química distinta, la cual se espera tenga el mismo efecto clínico. Muchas veces los pacientes cambian a un medicamento distinto sin problemas. Sin embargo, para ciertos medicamentos y padecimientos, la sustitución terapéutica podría causar problemas.

 

Es más factible que los consumidores con ciertas enfermedades específicas puedan encontrar medicamentos para hacer un cambio. A continuación aparecen algunos padecimientos en los que las sustituciones terapéuticas pueden ser más comunes, al igual que las inquietudes que expresaron algunos grupos de pacientes sobre la sustitución. Como siempre, es importante consultar a un médico acerca de cualquier sustitución terapéutica posible.

En las listas de medicamentos, el nombre de marca aparece primero y la versión genérica entre paréntesis.

Antidepresivos

Los antidepresivos estimulan cambios químicos que aumentan los niveles de neurotransmisores en el cerebro encargados de regular el estado de ánimo.

Algunos ejemplos de antidepresivos:

Prozac (fluoxetina), Zoloft (sertralina), Paxil (paroxetina), Luvox (fluvoxamina), Celexa (citalopram) y Lexapro (escitalopram). Los antidepresivos están relacionados con grupos de medicamentos conocidos como IMAO, tricíclicos y SSRI y son prescritos comúnmente por psiquiatras y otros médicos para el tratamiento de la depresión, el trastorno bipolar y otras enfermedades mentales.

Preocupaciones al sustituirlos

La Asociación Psiquiátrica Americana (American Psychiatric Association), Mental Health America, la Alianza Nacional para las Enfermedades Mentales (National Alliance on Mental Illness) y el Consejo Nacional de Servicios Médicos de Comportamiento para la Comunidad (National Council for Community Behavioral Healthcare) se oponen a la sustitución terapéutica a raíz de graves resultados adversos en personas con enfermedades mentales. Estos grupos apoyan políticas que brindan a los pacientes acceso a los medicamentos que los médicos consideran necesarios y fomentan la toma de decisiones compartidas entre pacientes y médicos, conforme con las necesidades de cada individuo.

Medicamentos cardiovasculares

Existen varios tipos de medicamentos que se utilizan para proteger el corazón, monitorear los niveles de colesterol y presión arterial, y prevenir otros daños.

• Los inhibidores ECA se usan para controlar la presión arterial, tratar padecimientos del corazón, prevenir derrames y prevenir daños en los riñones de personas con presión alta o diabetes. También mejoran los índices de supervivencia en pacientes que han tenido ataques cardiacos.

• Algunos ejemplos de Inhibidores ECA son: Capoten (captopril), Vasotec (enalapril), Prinivil (lisinopril), Accupril (quinapril) y Univasc (moesxipril).

• Las estatinas se usan para bajar los niveles de colesterol en las personas en peligro de sufrir enfermedades del corazón.

• Algunos ejemplos de estatinas son: Lipitor, Zocor (simvastatina), Crestor, Pravachol (pravastatina), Mevacor (lovastina).

Preocupaciones al sustituirlos:

La Sociedad Americana del Corazón (American Heart Association) y el Colegio Americano de Cardiólogos (American College of Cardiology) se oponen a la sustitución terapéutica y consideran que sólo el médico que prescribe está equipado para determinar el mejor medicamento o combinación de estos. Estas organizaciones consideran que la sustitución terapéutica puede causar que los pacientes reciban un medicamento que no funciona lo suficientemente bien, que produce toxicidad mortal o interactúa de forma peligrosa con otros medicamentos que el paciente toma.

Medicamentos contra la epilepsia

Los medicamentos que toman los pacientes con epilepsia se llaman medicamentos antiepilépticos y están diseñados para cambiar los impulsos eléctricos del cerebro y detener o prevenir convulsiones.

Algunos ejemplos de medicamentos antiepilépticos son:

Dilantin (fenitoína), Luminal (fenobarbital), Tegretol (carbamazepina), Neurontin (gabapentina), Lamictal (lamotrigina), Gabitril, Keppra y Zonegran (zonisamida).

Preocupaciones al sustituirlos:

A la Fundación para la Epilepsia (Epilepsy Foundation) le preocupa que haya más diferencias entre los medicamentos antiepilépticos que en cualquier otro tipo de sustitución de medicamentos (incluso cambios de medicamentos de marca a genéricos), lo cual puede ser peligroso y causar menos control de las convulsiones. La Fundación para la Epilepsia señala que cambiar de una fórmula de medicamentos a otra puede muchas veces hacerse exitosamente si se supervisan con detenimiento los niveles de la sangre, las convulsiones y la toxicidad del paciente, pero indica que todo cambio de medicamentos debe ir acompañado del consentimiento del paciente y el médico que lo trata.

Inhibidores de la bomba de protones

A los pacientes con dispepsia, úlceras pépticas o reflujo ácido se les puede prescribir un inhibidor de la bomba de protones, los medicamentos que provocan una reducción duradera de la producción de ácido gástrico.

Algunos ejemplos de inhibidores de la bomba de protones son:

Prilosec (omeprazole), Prevacid (lansoprazole), Nexium.

Preocupaciones al sustituirlos:

Como con cualquier otra sustitución, es importante consultar a un médico y estar al tanto de los beneficios y los riesgos de la sustitución.

Related Articles